Érase una vez, una chica llamada Carla, que no tenía suficiente con un trabajo de 40 horas semanales que, además, en sus horas libres, se dedicaba a decorar fiestas y eventos. Como todos los criminales vuelven a la escena del crimen, Carla, fue a un Karaoke de uno de sus eventos y allí me conoció a mí, Sergi, el charlatán con mayor descaro (y guapo) conocido hasta la fecha.
Nos separaban unos míseros 100 km, pero… ¿qué son 100km para el amor verdadero? –“Ha dicho amor verdadero. No podríais pedir una causa más noble.” (La Princesa Prometida).
Así que tomamos la decisión de vivir juntos, y ya que nos tirábamos a la piscina, que fuera de cabeza:
LASERTASTIC nace la necesidad de que nuestros gatos coman y tengan juguetes de manera regular y sosteni… Vale, vale, voy al grano: LASERTASTIC es el sueño de toda una vida, de poder llevar a cabo nuestras ideas, de hacer feliz a la gente con ellas y, en resumen, de tener una vida bonita y honesta.
Sergi

Diseñadora gráfica, cosplayer y Calipo de lima-limón.

Al oeste de Barcelona, crecía y vivía, sin hacer mucho caso a la policía (a mi madre). Bailaba Funky sin cansarme demasiado porque por las tardes me sacaba el graduado…
Bromas aparte, he tenido la suerte acabar trabajando en el mundo del diseño y esto me ha permitido saber que esto es lo que quiero hacer en vida. Soy la diseñadora, las manos, la cabeza y el corazón de LASERTASTIC, todo lo demás es el palique de Sergi.
Aficionada al cine, los karaokes de Disney y fotografiar a mis gatos mientras duermen (que es cuando se dejan), me destaco como una potencial abuela enseñando las fotos de sus nietos a las amigas del parque.

Calipo de fresa, politólogo y charlatán.

He pasado la mayor parte de mi vida viviendo en Torelló, el pueblo que me vio nacer, y, aunque por placer o por trabajo haya tenido que vivir en Barcelona, siempre vuelvo a mis raíces. Soy el comercial, contable y apoyo moral (musa) de Lasertastic.
Estoy enamorado de mi trabajo y lo disfruto como si fuera ocio pero, en mis ratos libres, intento mantenerme ocupado, y lo consigo, ya sea tocando el bajo, gravando mi programa de radio sobre videojuegos y jugándolos.